Lunes, 12 Diciembre 2016 18:58

Al Doctor Atl la Revolución no le hizo justicia

Escrito por
Valora este artículo
(10 votos)

A Gerardo Murillo, mejor conocido como Dr. Atl, la Revolución no le hizo justicia. Y la frase la uso tanto en su sentido figurado dando a entender que no obtuvo lo que correspondió a sus méritos, como en el sentido literal puesto que sus aportaciones a la causa revolucionaria y a la re-construcción del arte y de la identidad nacional no le valieron proporcionalmente a su esfuerzo.

Es que me confieso entre los que no conocían o reconocían el calaje de una obra y de un personaje como el Dr. Atl, quien ha sido algo opacado por artistas de mucho menor valía y que la cultura popular les ha granjeado fama desmedida y quizá inmerecida. Esta fama viene de la influencia extranjera respecto “del aprecio a lo mexicano”; y también por nuestra burguesía snob que ha ensalzado a pintores y pintoras porque sufrieron mucho en esta vida. Si el sufrimiento fuera la medida en el valor de arte…

Quizá hubo algunas cosas que influyeran en que el arte del Dr. Atl no tenga el lugar que le corresponde en la historia mexicana, puede ser su nacimiento en la Guadalajara pobre, la Guadalajara de oriente, ahí en el barrio de San Juan de Dios, la extracción humilde de muchos personajes parece un ancla a su prestigio, también, por otro lado, podemos suponer que influyó su simpatía abierta por Hitler y los sesgos antisemitas de algunas de sus posturas ideológicas; quizá un tercer punto en contra fue su personalidad egocéntrica y megalómana.

Como quiera que sea su capacidad para ser inventivo y el cultivo de diversas disciplinas lo sitúan como un artista muy completo. Vulcanólogo, filósofo, literato, fotógrafo, político, periodista, geólogo y director de artes, fueron oficios todos en que aportó y lo hizo bien. Viajó a Europa becado por el gobierno mexicano y jalisciense, estudió su doctorado en filosofía en la Universidad de Roma; y en Francia en la Sobona de París donde estudió Derecho, asistió a clases de Bergson y Durkheim, fue premiado en Francia por un autorretrato, participó activamente en la Revolución y encomendado por Carranza convenció a Zapata para que estas facciones hicieran alianza. Inventó la técnica llamada “aeropaisaje” y una pasta de pintura llamada “atl-colors” que facilitaba pintar en diversas superficies, fue maestro de Siqueiros, Rivera y Orozco. Sus obras sobre volcanes, campos y constelaciones destacan la belleza del paisaje mexicano como ningún otro y su obra pictórica- literaria “Cómo nace y crece un volcán. El Paricutín” se cuenta entre las mejores producciones que ha dado un intelectual mexicano.

Dr. Atl, personaje y obra para conocer, admirar y poner en el lugar que merece dentro de la cultura popular y la alta cultura pues junto a su creación otros más afamados quedaban como modestos aprendices.

Modificado por última vez en Martes, 13 Diciembre 2016 19:28
Edson Javier Aguilera Zertuche

Doctor en Ciencias Sociales por la Universidad de Guadalajara, Maestro en Estudios Filosóficos y Licenciado en Filosofía por la Universidad de Guadalajara. Profesor de la Maestría en Derecho, la Maestría en Administración de la Universidad Enrique Díaz de León y de la Licenciatura en Intervención Educativa de la Universidad Pedagógica Nacional. Autor de diversos libros y columnista.