Jueves, 16 Julio 2015 00:00

Evaluemos todo entonces

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Ya lo he expresado en otras ocasiones; la realidad supera la ficción. Igualmente he citado ya la célebre contestación que el genio español Salvador Dalí dio a Zabludovzky al preguntarle si volvería a México, “No pienso volver a una país más surrealista que mi arte”. La fuga –la segunda fuga- de Joaquín Guzmán “El Chapo” nos pone a pensar que como la sociedad “es un todo”, y que como es la intención llevar a México una vez más al “progreso”, “la modernidad” y “la mejora” (digo una vez más porque este discurso tiene más de 100 años repitiéndose), debemos evaluar a los maestros de educación básica, pero en este sentido y a exigencia de ser congruentes ¿no deberíamos también evaluar a nuestro “nuestro personal de seguridad”?, ¿no deberíamos igualmente – tal como se hace- invertir en publicidad sobre lo necesario de modernizar, de calificar y en su caso si reprueban de sustituir algunos puestos claves?

Si se dice que para que la educación funcione bien debemos hacer una limpia, una cacería de brujas y que se debe ir el que repruebe, el que no trabaje, el que sea flojo o incapaz ¿no es acaso reprobar en seguridad un escape donde se usa un túnel de un kilómetro y medio?, ¿no es reprobar que este túnel haya tenido un vehículo montado sobre unas vías?, ¿no es reprobar para un presidente una fuga de un penal de máxima seguridad?, ¿entonces si estamos en una etapa de evaluación nacional, si vamos a reestructurar nuestro país, por donde se debe empezar?, ¿quiénes deben ser evaluados?, ¿dónde debe estar el presidente ahora? En seguridad, no hace falta evaluar nada; ya están reprobados y los mexicanos enteros queremos que haya consecuencias, tal como habrá consecuencias si un maestro reprueba su evaluación.

Tuvieron surrealistamente, una segunda oportunidad y surrealistamente también volvieron a hacerlo mal -intencionada o inintencionadamente-, pero reprobaron, por eso iniciamos este texto con una frase que pensando en la realidad mexicana es muy dolorosa, la realidad supera la ficción. Porque también surrealistamente y a fuerza una vez más de otro doloroso cliché, vivimos en el país de nunca pasa nada.

Modificado por última vez en Domingo, 19 Julio 2015 17:32
Edson Javier Aguilera Zertuche

Doctor en Ciencias Sociales por la Universidad de Guadalajara, Maestro en Estudios Filosóficos y Licenciado en Filosofía por la Universidad de Guadalajara. Profesor de la Maestría en Derecho, la Maestría en Administración de la Universidad Enrique Díaz de León y de la Licenciatura en Intervención Educativa de la Universidad Pedagógica Nacional. Autor de diversos libros y columnista.