Investigadores del Instituto de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) buscarán evidencias de vida marciana en ambientes análogos de la Tierra.

Los estudiosos de la agencia espacial estadounidense explorarán lugares con ambientes extremos como la bahía Shark, en Australia, donde hay estromatolitos, la evidencia de vida más antigua que se conoce en la Tierra, de unos tres mil 500 millones de años.

La expedición visitará el Ártico, pues en los lagos de esa región se esconden organismos vivos capaces de producir un mineral que se puede encontrar en Marte.

Consideran los expertos de la NASA que en otros tiempos el llamado Planeta Rojo pudo tener un hábitat y atmósfera similar al de la Tierra.

Los científicos estudiarán también los Andes y algunos lagos que se encuentran en su cumbre, los desiertos de Mojave, en Estados Unidos, y el de Atacama, de gran interés por sus paisajes secos y ásperos, y la forma cómo los organismos evolucionaron para adaptarse a esos medios.

Publicado en Otros

Científicos y programadores recrearon el cerebro de un gusano en un robot tipo Lego mediante la cartografía de sus conexiones neuronales y su traducción en software, informa hoy el portal Breitbart.

Se trata de OpenWorm, un proyecto de ciencias de código abierto que tiene como objetivo construir una simulación completa y precisa de una forma de vida.

Como objeto de la imitación digital el equipo de investigadores de Estados Unidos y Reino Unido escogió al gusano nematodo Caenorhabditis elegans, ya que es un animal muy simple.

Tiene sólo mil células, de las cuales sólo 302 son neuronas y siete mil conexiones o sinapsis (en comparación, el cerebro humano tiene 86 mil millones de neuronas y 100 billones de sinapsis).

Además, la piel de los gusanos es transparente, permitiendo a los científicos crear un mapa detallado que muestra cómo el animal se estructura célula por célula y recrearlo digitalmente en el OpenWorm.

Los científicos señalan que el robot muestra comportamientos similares a gusanos al alejarse de los objetos irritantes sin ninguna codificación para este tipo de comportamiento.

No obstante, el proyecto aún tiene que crear el cuerpo del gusano, con la piel y el músculo que permitiría al animal digital nadar a través del agua, al igual que su par biológico.

Publicado en Otros

La Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio (NASA) anunció que sus científicos investigan el ecosistema único del fondo del Mar Caribe en busca de similitudes con otros planetas, debido a las características únicas que presenta esta región, donde gracias al calor de sus aguas subterraneas se encuentra vida en abundancia.

El funcionamiento del ecosistema de la fosa de las islas Caimán podría respaldar la teoría que propone la presencia de vida en sistemas extraterrestres como la luna Europa, de Júpiter, donde existe un océano subterráneo, informó el laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA.

El investigador principal del JPL, Max Coleman, declaró que a lo largo de dos tercios de la historia de la Tierra, la vida ha existido solo de forma microbiana, por lo que en el satélite Europa esa sería la mejor oportunidad de vida.

Se explora el fondo del océano y no hay nada, y entonces, de repente, tenemos manantiales hidrotermales y un ecosistema masivo; está, literalmente, lleno de vida, subrayó Coleman.

El científico se refiere a uno de los más profundos manantiales hidrotermales del mundo, en el mar Caribe, donde miles de pequeños camarones se amontonan en capas en las chimeneas de roca que arrojan agua caliente, estos se alimentan de materia orgánica que producen las bacterias instaladas en sus bocas.

Las bacterias sobreviven en estos manantiales submarinos calientes, con una temperatura de hasta 400 grados Celsius, porque son capaces de obtener energía en ausencia de luz solar, utilizando sulfuro de hidrógeno, un producto químico abundante en afloramientos y necesario para producir materia orgánica, informó el portal Prensa Latina.

Publicado en Otros