Martes, 09 Diciembre 2014 00:00

La sobreinformación en la red: noticias falsas sobre Ayotzinapa

Escrito por
Valora este artículo
(3 votos)
La sobreinformación en la red: noticias falsas sobre Ayotzinapa Psicoloco via photopin

Sin duda, internet como la herramienta del futuro significa en nuestros días un parteaguas para la generación actual; implica una forma de conocer los hechos históricos, o el acontecer diario, de primera mano como nunca antes en la historia del hombre.

No obstante, su poder tiene un peligroso doble filo, arraigado en la añeja creencia de que lo escrito -lo que ves y se presenta a tus ojos, en este caso entre pestañas- es cierto/verdadero. Por eso a unos años de que el invento de Gutemberg cobrara popularidad por el mundo (hace medio milenio), ya había quien dijera que no todo lo que aparecía entre pastas tenía necesariamente que ser objetivo (científico, apegado a los hechos), o verídico.

En esta era de la información, sucede lo mismo aunque de una manera más contundente, primero por la facilidad con que se reciben los mensajes desde la red, luego por cómo están construidos y finalmente por la forma en que son esparcidos como pólvora, de monitor en monitor.

Por una parte, es relativamente sencillo ensamblar una opinión o un comentario (siempre subjetivo) acerca de un tema de actualidad y colgarlo a la red de redes para generar cientos -acaso miles- de likes o shares. En segunda, también es fácil incluir una imagen de apoyo en el texto, e incluso manipular una fotografía para robustecer el dicho y hacerlo pasar como “real”.

Lo anterior, sumado a direcciones de internet (links) que tienen forma de medios existentes (http://www.eldeforma.com, http://www.eluniversal.com.mx.tus-noticias.info/, entre otros), hacen que el surfista de internet preocupado por su realidad, haga partícipe del hecho falso a más personas...

Hasta que caemos en el engaño. Luego, es revisar más fuentes o sitios confiables, quizá bajar la publicación o comentar que el hecho manifestado no era cierto.

Aquí tres ejemplos que circularon en torno a la desaparición de los 43 normalistas de la rural de Ayotzinapa, en Guerrero, el pasado 26 de septiembre.

 

Policías sometiendo a los 43 normalistas

A sólo días de que ocurriera el crimen de Estado perpetrado por autoridades de Iguala, Guerrero, contra un grupo de estudiantes, se difundió una imagen donde aparecen decenas de jóvenes desnudos acostados boca abajo y sometidos por sujetos uniformados.

Al pie de la imagen se lee:

“FOTO PROHIBIDA REPLIQUEN RAPIDO

UN POCO ANTES DE MATARLOS A TODOS, VEAN COMO TENÍAN A ESTUDIANTES NORMALISTAS CON DESEOS DE SUPERACIÓN Y UN MÉXICO MEJOR PARA SUS FAMILIAS.

ESTO NO PUEDE SEGUIR ASI

COMPARTELA YA! PARA QUE TODO MUNDO VEA QUIEN LOS MATÓ”

Aunque se sabe que policías de Iguala efectivamente entregaron al grupo criminal Guerreros Unidos a los 43 normalistas, pero estos no fueron llevados a ningún lugar techado sino al basurero municipal de Cocula (según versión oficial), donde fueron (presuntamente) calcinados; del hecho sólo hay imágenes de la escena, cuando fueron asesinados tres de los estudiantes, y de los camiones baleados de donde fueron “levantados” por los policías, así como de las declaraciones y fotografías a manera de “evidencia” presentadas por el procurador de la República más de un mes después del hecho. 

Lo cierto es que esta imagen no se corresponde con los hechos de los normalistas desaparecidos en Ayotzinapa, sino que en realidad ilustra el momento después de un motín ocurrido en un Consejo Tutelar de San Luis Potosí en el año 2011.

Aún más, cabe destacar que este mismo gráfico (con otro pie de imagen) ya había sido utilizado para promover de igual manera un caso similar de represión en Michoacán, hace dos años.

 

“Bring back our 43”

Otro engaño. Esta vez se tomó la imagen de Michelle Obama, primera dama de EU, sosteniendo una supuesta exigencia a las autoridades mexicanas en torno a los 43 normalistas de la rural de Ayotzinapa, escrita de su puño y letra.

En realidad, la foto corresponde a la misma esposa de Obama con un mensaje entre las manos, pero señalando: “Bring back our girls”, en relación al secuestro de casi 300 niñas ocurrido en un internado de Chibok, al noreste de Nigeria, el pasado 14 de abril de 2014, a manos del grupo terrorista Boko Haram (varias de las víctimas lograron escapar, pero más de 200 quedaron cautivas desde entonces, sin que se sepa de ellas).

Este gesto de Michelle Obama -no replicado pero sí retocado para el caso de los normalistas mexicanos- se dio luego de que miles de usuarios pusieran la etiqueta “Bring back our girls” como trending topic; la ola de indignacioń generó que incluso en diversos eventos, celebridades y figuras públicas alzaran la voz con este grito en torno al violento hecho ocurrido en África.

Lo mismo ha ocurrido en el caso de México, donde miles de personas y actores se han sumado a la exigencia de que regresen vivos a los normalistas.

 

La ONU exige renuncia de EPN

(textual, como circula tomado de http://leppir.com/2014/10/29/onu-exige-la-renuncia-de-pena-nieto-por-crimenes-de-lesa-humanidad-por-favor-comparte/http://leppir.com/2014/10/29/onu-exige-la-renuncia-de-pena-nieto-por-crimenes-de-lesa-humanidad-por-favor-comparte/#)

“Luego de la creciente ola de violencia desatada en México durante lo que va del sexenio del primer mandatario Enrique Peña Nieto, la Organización de las Naciones Unidas ha Solicitado la renuncia de presidente de México, mediante conducto legal.

La Organización de las Naciones Unidas, giro un oficio al Estado Mayor, en donde solicita la renuncia del primer mandatario o amenaza con llevarlo a Juicio ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Argentina, uno de los 193 Países que forman parte de la mayor institución Política, económica y social existente.

La Organización de las Naciones Unidas esta en todo su derecho de solicitar lo que a su derecho o interés convenga, pero una acusación tan seria como esta no se debería lanzar al aire sin argumentos. Estamos hablando de un delito por el que 14 funcionarios de diversos países ya han sido juzgados, precisamente ahora que nos encontramos frente a una brecha de derecho internacional en donde los derechos humanos han recargado su fuerza, resulta poco razonable la incitación a violentar algo que hasta el momento tanto se ha pregonado, en términos de lógica no tiene sentido', señaló ante dicha exigencia, el vocero presidencial Eduardo Sánchez Hernández.

La reciente desaparición de los 43 estudiantes guerrerenses, aparentemente perpetrada por mandato del que en su momento fuera Presidente Municipal de Iguala, Guerrero, José Luís Abarca Velázquez, parece haber sido el detonante que llevara a la ONU a tomar esta drástica medida. Por su parte, hasta el momento el primer mandatario no ha hecho mención alguna del oficio que el día de hoy (29 de octubre de 2014) exige formalmente su renuncia.”

Por supuesto, esta “noticia” es un spam que circula en redes sociales, que cientos de usuarios retomaron en sus perfiles o blogs. Esto jamás lo dijo el funcionario federal (del cual sí corresponde cargo y nombre), además de que no existe un conducto legal que la ONU pueda expedir para remover a un presidente de república (“democráticamente” electo) de su cargo, como a muchos ciudadanos les gustaría que la solución viniese de afuera... Cuando mucho, el organismo internacional condena hechos, realiza exhortos o hace llamamientos, pero no a tal grado. Y pese a su presunta importancia, la nota tampoco fue mencionada en medios nacionales o internacionales.

Esta reflexión se encamina a que el usuario coteje las fuentes de una noticia o hecho que se le presente, para que sea capaz de verificar si es veraz, antes de publicarlo al mundo; incluso si la información está falseada, matizarla o advertir de ello a posibles lectores.