Viernes, 03 Febrero 2017 19:49

Los extraños amores de Casanova

Escrito por
Valora este artículo
(6 votos)

“Empiezo por confesar a mis queridos lectores que,

en todo lo malo o bueno que haya hecho durante el curso de mi vida,

 estoy seguro de no haberme enaltecido o rebajado,

y que por consiguiente he de considerarme libre”

Casanova

A Giacomo Girolamo Casanova se le conoce mundialmente como un seductor infalible. Su mismo apellido pasa a ser un sinónimo de seductor y se dice que llegó a conquistar a 132 mujeres o más; su fama de libertino y descarado sólo tiene parangón con personajes imaginarios como Don Juan DeMarco, El Conde de Valmont, o los encarnados por Mauricio Garcés y “El macho biónico” Andrés García, quizá su mayor parecido estaba en el mismísimo “Burlador” Don Juan Tenorio.

Casanova nació en Venecia en 1725 y después de una vida de numerosísimos viajes, relaciones aristócratas, problemas gordos a cada vuelta de esquina y diversión hardcore murió a los 73 años en su apacible cargo de bibliotecario. A Giacomo la vida no le debió nada, pues si algo le era negado él lo intentaba tomar a la mala y casi siempre se salía con la suya. Casanova sin embargo no es un personaje plano, pues sus múltiples habilidades para el juego, la amistad, el arte, la política, la milicia y las relaciones públicas le granjearon buenos puestos y ganancias monetarias que nunca tomó en serio. En una enumeración rápida de su perfil se incluye el ser creador de la Lotería pública francesa, secretario del Cardenal Acquaviva, violinista, escritor afamado, hábil  estafador, filósofo, agente secreto, conocedor de magia y un famoso además de muy ingenioso escape de la cárcel Los Plomos que era entonces el reclusorio más tenaz del Santo Oficio.

Se suele representar a Casanova como un niño bonito de papi, un ser encantador y superficial pero esta concepción es errónea; a principio de cuentas los pocos retratos y grabados que hay de él lo muestran como no muy agraciado fisicamente, además Casanova era un ser capaz de amar profundamente y de hacer actos desinteresados –muy contados por cierto, pero muy significativos- . En sus mismas “Memorias” que pasan a ser uno de los textos más apreciados del siglo XVIII por su detallado retrato de las costumbres aristócratas, Giacomo cuenta cómo estaba perdidamente enamorado de una joven que para poder actuar y cantar en el teatro se hacía pasar por hombre, al principio sospechaba que era un castrato al igual que el famoso Farinelli. El virtuosismo de este actor y cantante de supuesto nombre Bellino atrajo a Casanova desde el instante que lo conoció, en realidad nunca se tragó que esta bella joven fuera un muchachito afeminado, y más allá de pequeños instantes de duda; lo amó por sus virtudes artísticas y personales. A pesar de la resistencia de la joven cuyo verdadero nombre era Teresa, Giacomo consiguió con tesón, correr el velo y ser feliz con su amada de quien sólo el encarcelamiento pudo separarlo. Sin duda, como Platón expone en el “Banquete”, el amor de Giacomo por Bellino- Teresa no era un amor corporal derivado de las pasiones, sino un amor espiritual que superaba la barrera del género mismo. No se sabe de ninguna inclinación homosexual de nuestro personaje, y como tal, parece que no era una orientación escaza en su época, puede dudarse que había cierta inclinación dada la misma narración sobre Bellino, eso no lo resolveré yo. Quería mostrar que aunque el mismo Casanova se reconoce siempre inclinado a las voluptuosidades carnales, era capaz de amar y proyectar una relación duradera, la insistencia que mostró por descubrir la femineidad de su amada nos hace reconocer en Giacomo algo más que un simple suertudo y bribón.

Modificado por última vez en Viernes, 03 Febrero 2017 20:00
Edson Javier Aguilera Zertuche

Doctor en Ciencias Sociales por la Universidad de Guadalajara, Maestro en Estudios Filosóficos y Licenciado en Filosofía por la Universidad de Guadalajara. Profesor de la Maestría en Derecho, la Maestría en Administración de la Universidad Enrique Díaz de León y de la Licenciatura en Intervención Educativa de la Universidad Pedagógica Nacional. Autor de diversos libros y columnista.