Viernes, 23 Febrero 2018 01:58

Ertuğrul Ghazi versus las cáscaras de plátano

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)
Moneda conmemorativa de Ertuğrul  de Turkmenistán Moneda conmemorativa de Ertuğrul de Turkmenistán https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/6/6c/TM-2001-500manat-Ärtogrul_Gazy-b.png

Ertuğrul Ghazi versus las cáscaras de plátano

El mundo es una constante decepción si uno se atreve a fijarse en esto que decía el grupo de rock español, Los héroes del silencio: “Las cosas más triviales se vuelven fundamentales”. Y es que desde esta perspectiva donde lo trivial aplasta lo fundamental, donde la ficción y la farándula son más conocidas que la realidad; la banalidad invade tierras que no le pertenecen, es como un mundo del revés, pero lamentablemente es nuestro mundo. Si por ejemplo se preguntara al azar y alrededor del mundo quién es Superman, hay una alta posibilidad de que cualquiera sepa, pero si la pregunta fuera quién es Ertuğrul Ghazi, incluso a mucha gente considerada culta, serían contadas las respuestas correctas. Me cuento entre los que ignoran muchas cosas importantes y en cambio conocen trivialidades.

Lo que hizo Ertuğrul durante su vida no tiene que ver únicamente con la gran estepa euroasiática, sino que modificó gran parte de la dinámica y de las fronteras del mundo medieval y moderno. Si se cuenta a su bisabuelo hasta nuestros días, se conoce su genealogía familiar completa; su tumba (junto con su familia y algunos generales suyos) se conserva hoy día en Söğüt Turquía; en Türkmenistán hay una preciosa mezquita con su nombre; un buque de Guerra y un cuerpo de caballería del ejército turco durante la primera guerra mundial llevó su nombre, la primer moneda acuñada para el Imperio turco- otomano llevaba su imagen, todos sus descendientes de línea directa fueron emperadores del Imperio turco- otomano por al menos seis siglos hasta su desaparición. Son algunos de los referentes por los que ignorar quién fue Ertuğrul, y saber quién es Superman es equivalente a tirar el plátano y comerse la cáscara, pero la elección de la cáscara sobre el plátano no es del todo nuestra culpa: es un contexto algo jodido. Lo que no implica que debamos conformarnos, tenemos que revertir trabajando en nuestra cultura. Y trabajar en nuestra cultura implica retomar lo que Ortega y Gasset planteaba: es hombre masa, es hombre muchedumbre, no el pobre, ni el rudimentario; es muchedumbre solo el hombre que no se exige así mismo, que vive auto complaciéndose, dándose prórrogas.

Para comprender quién fue Ertuğrul Ghazi, debemos entender la mentalidad que heredó de una dilatada tradición de prácticas sociales cocinadas desde antes del siglo V desde las llanuras de Manchuria hasta la península de Anatolia. La vida nómada de esta zona del planeta a menudo es vista como un resabio de la prehistoria humana; interpretación totalmente errónea. Ya que diversas tribus, confederaciones tribales, dinastías e imperios entretejieron una riquísima historia entre muchos grupos y subgrupos étnicos.

La gran movilidad geográfica de estos pueblos esteparios provocaba contactos no siempre amistosos entre chinos, mongoles, proto-túrquicos, persas, tártaros, sármatas, griegos, romanos, avaros, hunos, escitas, kosakos y eslavos, todos con una gran tradición militar y ecuestre. Ellos vivían tan apegados a sus caballos que habían olvidado como era estar de pie; y tan acostumbrados a sus armas que no traer armadura, espada, arco, escudo, daga y al menos otras doce armas era tanto como salir desnudo. El contacto de estas tribus dio pie a un rico intercambio en las áreas política, social, religiosa, militar, lingüística y comercial que no había acontecido antiguamente. La primera agrupación en usar el término türk (fuerte)del que deriva la expresión turcomano o túrquico, fueron los khanes del Qayanato Körktürk (turcos del cielo, en referencia al dios del cielo: Tengri) a mitad del primer siglo de nuestra era. Este Qayanato ya usaba el mismo sistema político y económico que siguieron usando turcomanos y mongoles. Los Körktürk eran tipos tan duros que estaban dispuestos a pelear a muerte solo porque un vecino los mirara feo.

Tanto los turcos como los mongoles reconocen un ancestro común (sorprendentemente coincidente en muchas fuentes históricas) en Oghuz Khagan. Este personaje tiene trazos mitológicos como se sabe, pero cierto es que impulsó el islam y refinó el sistema de beylicatos confederados, que usaron los estados e imperios de Asia central como el mismo Qayanato Körktürk, el Imperio mongol y el Imperio turco- otomano. Para darse una idea de que Oghuz Khagan no podría dedicarse a la poesía, pero que era la testosterona pura sólo revisemos su lema: “El cielo es nuestro techo y el sol nuestra bandera”.

Ertuğrul nació en el 1198 y pertenecía a la tribu kayi o kayilari y esta tribu a su vez correspondía a la confederación tribal Oghuz (una entre muchas confederaciones), dicha confederación estaba liderada por la dinastía selyúcida quienes constituyeron el Sultanato de Rüm en la parte más occidental de la península de Anatolia. Este sultanato tenía una cantidad importante de enemigos, por ejemplo, otros sultanatos túrquicos, qayanatos mongoles liderados por Ogodei -el nieto de Gengis Khan-, el Imperio de Trebisonda y el Imperio bizantino bajo Alejo II que en asociación del papa Urbano II fueron participantes activos de las guerras cruzadas.

Los kayilaris como otros nómadas de Anatolia eran feroces guerreros, el sueño de cualquier niño normal era ser un alp de su tribu y morir en batalla contra el enemigo. Cuando cumplían 6 años les hacían la circuncisión y en vez de regalarles un teléfono celular o un gatito, les obsequiaban su primera arma y comenzaban su entrenamiento militar. El padre de Ertuğrul, Suleimán Shah -originario de la zona persa-, lideraba la tribu kayi cuando las grandes migraciones turco-mongolas empezaron su incursión más al occidente y como las tribus de la confederación Oghuz eran reducidas, además de estar dispersas en un territorio muy extenso que ahora comprende Irák e Irán; migraron dirección al sultanato de Rüm. Durante una persecución mongola, Suleimán Shah se ahogó en el río Éufrates y Ertuğrul heredó el beylicato. Una vez cerca del dominio selyúcida los kayilari pasaron hambrunas debido a la pérdida de ganado en su éxodo del oriente y falta de preparación ante el invierno, pero a pesar de todo obtuvieron sonadas victorias sobre diversos enemigos tanto por tácticas militares que Ertuğrul había aprendido de sus hermanos mayores Gündoğdu y Sungurtekin, como por estratagemas políticas ideadas por su madre Hayme Hatun o Hayme Ana. El costo en vidas humanas de estas victorias, sin embargo, fue grande y vivían en tal estado de alerta que conocían sólo el adormecimiento, que es la primera de las cinco etapas del sueño.

 El sultán de Rüm, Aladín Kaikubad I sabiendo de las victorias kayi y acechado desde todas direcciones por sus enemigos solicitó a Ertuğrul su apoyo a cambio de las tierras cercanas a la ciudad bizantina de Thebasion. Las apuestas desfavorecían a los kayis de tal modo que ni un apostador borracho y desesperado de las Vegas pondría un dólar a su favor,  a pesar de esto Ertuğrul fue directo al combate sin consultar ningún adivino u observar la alineación de los astros porque consideraba que estas prácticas era más propicias para comadres de vecindad que para un guerrerotemerario quemientras tuviera un caballo, un tazón de cuajada, una pierna asada de cordero y la bendición de Alá podía combatir como un toro furioso todo el día.

Con sólo un contingente de 400 alps, Ertuğrul logró derrotar a los bizantinos que estaban parapetados en el castillo Karakahisar y conquistó Thebasion a la que renombró Söğüt. Se cuenta que cuando los comandantes del Karakahisar vieron a los kayis llegar, temblaron más que las hienas al escuchar el nombre de Mufasa y para cuando se dieron cuenta de lo que estaba pasando estaban afuera de la ciudadela con una mano atrás y otra adelante. Al conquistar la ciudad, Kaikubad I concedió el título de Emir a Ertuğrul y este fundó un pequeño estado en Söğüt que fue ganando autonomía y territorios, de tal modo que la misma dinastía selyúcida se convirtió en vasalla.

Uno de los hijos de Ertuğrul, Osmán I extendió considerablemente los dominios de su padre y fundó un imperio, a su vez un hijo de Osmán; Orhán el segundo emperador, lo llamó Imperio osmalíe en honor a su padre y cuya transliteración es “otomano”: el Imperio turco- otomano, que en realidad y sorprendentemente no es otra cosa que el crecimiento de la pequeña tribu kayilari. El Imperio turco- otomano desde el siglo XIII al siglo XX llegó a tener una extensión que incluía los países del norte de África, Asia central y Europa oriental llegando hasta las inmediaciones de Viena en Austria. Ertuğrul murió a los 83 años en la ciudad en Söğüt, vivió sus últimos días como un lindo abuelito enseñando a sus nietos cuál era la técnica más rápida para acabar con un bizantino o un mongol y con la satisfacción del deber cumplido, sin haber perdido siquiera un juego de piedra papel o tijera.  Pocos los caudillos y dirigentes que llegaron a una edad tan avanzada. Primeramente, por el bajo promedio de vida en la Edad Media debido a las epidemias y hambrunas. En segundo lugar, porque regularmente los líderes políticos y militares medievales, aún los pertenecientes a la realeza, eran los primeros en presentarse al combate, de hecho, muchas batallas se decidieron en combate singular bey contra bey, khan contra khan o rey contra rey. No eran chicos que buscaran la comodidad de un hotel cinco estrellas y mandaran a otros a pelear sus batallas. Así las cosas, Ertuğrul Ghazi es todo lo que muchos líderes modernos no pudieron ser, ni quisieron ser; pero es en todo sentido lo que debería ser un líder que se precia de serlo. Ignorar su vida y conocer la de los farándulos es comerse la cáscara y tirar el plátano.

Comentarios a pie de página:

-       Su tataratataratatara… nieto Ertuğrul Osmán Osmanoğlu, poliglota y verdadero cosmopolita fue el primer descendiente no emperador, cuando en 1927 el Imperio pasó a ser una República él tenía 12 años y no regresó a Turquía sino en 1992, murió en Estados Unidos en el año 2009.

-       Quedan 24 descendientes vivos entre ellos el más joven Dündar Alí Osmán nacido en 2007 y que por cierto lleva el nombre del hermano menor de Ertuğrul Ghazi.

-       Cuando una vecina adinerada me dice que su abuelo era español, me hace referencia a la misma alcurnia de los osmanlíes, de seguro ambas cosas pueden considerarse una dinastía ¿no?

Glosario para occidentales

Bey: Significa jefe de tribu, aunque su uso se extendía también a los participantes de la tribu que por su jerarquía, liderazgo o experiencia participaban en la toma de decisiones. También los primeros sultanes o emperadores fueron llamados bey.

Hatun: Era una denominación que le seguía al nombre de pila para mujeres de la nobleza, aunque se podía usar como una deferencia de educación y amabilidad a cualquier mujer de una tribu, como se usa la expresión “señorita” ahora.

Ana: Ana significa madre, tanto en un sentido de madre biológica como en un sentido de reconocimiento de liderazgo. Era común que muchos hombres y mujeres que se criaban cercanos a la carpa principal de la tribu llamaran Ana a la esposa del Bey, además porque también era común que los niños y niñas huérfanos fueran realmente criados como propios hijos del Bey y la Hatun principal.

Ghazi: Este término se añadía al nombre de pila de aquellos guerreros que eran reconocidos como héroes, y como defensores férreos del islam.

Alp: Un Alp era un guerrero de la tribu que había sido entrenado desde su infancia en combate cuerpo a cuerpo. Los Alps debían obediencia total a su bey y a veces eran liderados en pequeñas tropas según tuviera función de caballería, arquería, infantería ligera u otras.

Qayanato: El Qayanato o Khaganato es una figura de organización política y militar que reunía varias tribus de manera confederada. Este nombre fue común en los primeros pueblos túrquicos, aunque ya no aparecía como expresión de los selyúcidas sino más en el sistema mongol. Los primeros osmanlíes usaron el término beylicato, para usar después sultanato y finalmente imperio. Los africanos usaron más bien el término califato.

Khan: Jefe máximo de un Qayanato. También hay que recordar la expresión con que se referían a Gengis Khan “khan de khanes”, para designar su liderazgo sobre otros khanes menores.

Modificado por última vez en Jueves, 21 Junio 2018 23:20
Edson Javier Aguilera Zertuche

Doctor en Ciencias Sociales por la Universidad de Guadalajara, Maestro en Estudios Filosóficos y Licenciado en Filosofía por la Universidad de Guadalajara. Profesor de la Maestría en Derecho, la Maestría en Administración de la Universidad Enrique Díaz de León y de la Licenciatura en Intervención Educativa de la Universidad Pedagógica Nacional. Autor de diversos libros y columnista.

Artículos relacionados (por etiqueta)